martes, 1 de octubre de 2013


¿FÁRMACOS QUE ADELGAZAN?: EXCESS 500 CONTROL

         El Blog está a punto de alcanzar los 25.000 accesos, una meta que no esperaba lograr tan pronto y que debo agradecer a todos aquellos que entráis a leer alguna de mis entradas, lo que me anima a seguir escribiendo sobre aspectos relacionados con la nutrición, las dietas y el control del peso.

Hoy vuelvo a escribir una nueva entrada a petición de unas seguidoras que recientemente me han pedido que escriba sobre un COMPLEMENTO ALIMENTICIO (no es un fármaco o medicamento) conocido como EXCESS 500 CONTROL de Laboratorios ACTAFARMA.

               


Este nuevo complemento alimenticio enfocado al control del peso se basa en las supuestas propiedades del PHASEOLUS VULGARIS (o extracto de judía blanca  que tiene Phaseolamina, la cual no ha demostrado evidencia suficiente para la EFSA) y del  PICOLINATO DE CROMO (elemento del que la EFSA si tiene un papel en el metabolismo de los hidratos de carbono).

          Se trata de un producto similar al XLS CarboBlocker del que ya hice una entrada en Febrero/2013, sólo que añadiendo el Picolinato de Cromo.
                
COSTE del TRATAMIENTO:
                
          Ya vimos que con el XLS CarboBlocker el coste rondaba los 2.5€/día. En el caso de el EXCESS 500 CONTROL, el precio está entre los 16-19€/caja de 14 sobres, por lo que podemos estimar un coste medio de 1.25€ x sobre, y el coste diario dependerá de las veces que lo usemos al día. Si lo tomamos 2 veces al día, supone en torno a los 2,5€/día.


               
            COMPOSICIÓN:

        Veamos un poco más de sus 2 componentes:

-       El CROMO (en forma de Piconilato de Cromo) si ha evidenciado que contribuye al metabolismo normal de los macronutrientes y a mantener niveles normales de glucosa en sangre (la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria –EFSA- permite estas declaraciones de salud para aquellos alimentos Fuente de Cromo (al menos un 15% de la CDR) según podéis comprobar en el Reglamento UE Nº 432/2012 de la Comisión de 16 de mayo de 2.012); pero no hay evidencia científica suficiente de un papel en el control del peso o en adelgazamiento, ni siquiera en la regulación del apetito. Así se manifiesta en las conclusiones de la EFSA sobre esta sustancia, que concluye que “la evidencia aportada es insuficiente para establecer una relación causa-efecto entre la ingesta dietaria de Cromo y la contribución en el mantenimiento o el logro de un peso corporal normal”.

-       En cuanto al PHASEOLUS VULGARIS (phaseolamina), ya vimos en una entrada anterior como el XLS-Medical CarboBlocker estaba compuesto por este mismo principio activo extraído de la judía blanca (PHASELITE®); y he explicado en esa entrada el mecanismo de acción por el que dicen que actúa (con un coste de unos 3€/día), y que al igual que el EXCESS 500 CONTROL, debe utilizarse conjuntamente con una dieta adecuada, actividad física y un estilo de vida saludable. La acción que refieren, en el intestino, es la de ralentizar la absorción de azúcares aprisionándolos entre las fibras y actuando sobre la α-amilasa, bloqueando su actividad.

He rescatado de la página web del XLS el diagrama con el que explican el efecto y lo he modificado un poco añadiendo en verde los azúcares simples que son absorbidos igualmente y parece que se los han “olvidado”:


                La EFSA se ha pronunciado en lo referente a la Phaseolamina en un informe del año 2.011 en el que concluye que “no se puede establecer una relación causa-efecto entre el consumo de Phaseolamina y la reducción de peso corporal

 (ver enlace: http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/doc/2253.pdf).


PRESENTACIÓN Y MODO DE USO:    

El EXCESS 500 CONTROL se presenta en envases de 14 sobres de 11 ml cada uno y se recomienda consumir 1 sobre al día 10 minutos antes de las comidas ricas en hidratos de carbono como pastas, pan, arroces, etc. Su administración puede ser tomado directamente o bien diluido en agua u otra bebida a elegir. Se debe tener muy presente que los complementos alimenticios no están destinados a sustituir una dieta sana y equilibrada ni un modo de vida saludable.

                Esta DESACONSEJADO en menores de edad, y durante el embarazo y la lactancia.

MI OPINIÓN PERSONAL:

                Como ya he manifestado en otras entradas, no soy partidario del uso de estos complementos alimenticios para el control del peso, ni de este ni de otro tipo de complementos mientras no se encuentre un buen medicamento que demuestre un beneficio relevante en le pérdida de peso y su mantenimiento posterior, tanto desde el punto de vista metabólico como de lo que creo más importante, el control del apetito y de la saciedad. Creo que no se debe fomentar su uso para mantener hábitos nocivos,  como en el caso que nos ocupa, pues la idea de “la gula ya no es pecado” que publicitan en alguna campaña considero que es un gran error de concepto para todos aquellos que quieran mirar por su salud.

                En este caso que nos ocupa, en lo referente a la acción inhibitoria de la phaseolamina sobre la alfa-amilasa (comprobado in vitro pero no in vivo) es importante destacar que si bien se mencionan estudios en su publicidad, ninguno ha demostrado evidencia científica suficiente para su recomendación profesional como un tratamiento coadyuvante del sobrepeso o de la obesidad, pues si bien la sustancia está bien caracterizada, al igual que su efecto in vitro, in vivo no ha evidenciado su validez y el estudio que presentan en su web no tiene validez al ser es en una muestra pequeña y por un periodo corto de tiempo (30 días) y que alargado a los 2 meses no produjo efectos significativos. (ver informe EFSA en el enlace anterior).

                En cuanto a su mecanismo de acción, esta reducción no tiene efecto sobre los azúcares de absorción rápida que provienen de la dieta como tales (monosacáridos: glucosa, fructosa, galactosa, etc que son los azúcares más sencillos y NO SE HIDROLIZAN por lo que no se ve afectados por la inhibición de la alfa-amilasa) y sólo tiene la acción inhibitoria sobre los Hidratos de Carbono Complejos conocidos como de lenta asimilación (Polisacáridos como los almidones: cereales, legumbres, hortalizas, pasta, arroz, etc). Tampoco debería tener acción sobre los principales disacáridos (sacarosa, lactosa,  para las cuales en la mucosa intestinal hay otras enzimas específicas (que entiendo no se inhibirán con la phaseolamina) conocidas como Disacaridasas (maltasa (rompe lactosa en galactosa y glucosa); lactasa (rompe lactosa en galactosa y glucosas); sacarasa (rompe sacarosa en fructosa y glucosa); etc).

                Por lo tanto, de ser útil, solo debería serlo cuando comemos Hidratos de Carbono complejos como son los que hay en el Arroz, Pasta, Pan, Cereales, etc; y que deben aportar en torno al 50% del contenido calórico de nuestra dieta, por lo que si impedimos en torno al 66% de su absorción y no interferimos el de las grasas y otros azúcares estaremos desequilibrando la dieta de modo muy significativo.

                Respecto al CROMO (Picolinato de Cromo), se trata de un Oligoelemento interesante y su Cantidad Diaria Recomendada para un adulto en condiciones normales es de 40 microgramos (CDR: 40μg) según la Directiva 2008/100/CE.

                El Cromo que interesa para la salud es el conocido como CROMO TRIVALENTE que es el biológicamente activo y el que encontramos en diversos alimentos, entre los que destacamos los siguientes: la levadura de cerveza (a veces rechazada por producir gases) es la mejor fuente de cromo y luego encontramos cromo en productos como: vísceras (hígado), carnes procesadas, fiambre de pavo, pollo, huevos, brécol, germen de trigo, manzana, espinacas, pimiento verde, mariscos, etc.

                Su deficiencia es rara y su absorción se ve favorecida por la presencia de Vitamina C y Niacina; y se ve inhibida por la presencia de Hidratos de carbono simples. Debido a la baja absorción y a la alta tasa de excreción de cromo, su toxicidad no es común.

                El Picolinato de Cromo es la forma más eficiente de tomar el Cromo, aunque hay otras (Niacina de cromo, etc) y hay estudios que relacionan su uso con una disminución de la resistencia a la insulina en los pacientes diabéticos; con  un efecto sobre los principales neurotransmisores que se ha visto puede tener efecto para tratar los síntomas de la depresión atípica especialmente en aquellos que tienen sobrepeso y comen en exceso; también se ha observado una reducción de la necesidad de antidepresivos; etc. De todos los estudios, lo concluyente es que debemos seguir una dieta variada y equilibrada que nos permita consumir las CDR de cromo y sólo bajo consejo y seguimiento profesional estaría indicado el suplemento de este oligoelemento.

                Yo no lo recomendaría, pero si alguien quiere gastarse en torno a los 37.5-70€ al mes para alcanzar un objetivo incierto y que si aparece seguramente sea derivado del esfuerzo dietético y de ejercicio que se suele iniciar cuando alguien toma decisiones de este tipo. Mi recomendación no es prohibir, pues si las Autoridades Sanitarias permiten su venta es que al menos no ha de ser malo (si bien deberían controlar la publicidad engañosa cuando la hay) y yo no he encontrado evidencias suficientes de que tenga efectos secundarios importantes, por lo que es una opción que se puede plantear al especialista que supervisa tu plan de control de peso para que valore, supervise y personalice tu caso.

                Como curiosidad, me ha llamado la atención el spot publicitario en que salen 2 mujeres a punto de pedir su comida y la primera pide una ensalada variada, y sin embargo, la amiga  -Julia- se pide unos espaguetis (en donde podría haber una reducción de los hidratos de carbono si fuera verdad que se bloquea parte de la absorción) y un pastel de chocolate (lleno de azúcares que no bloquean la phaseolamina y que además disminuyen la absorción del Cromo). “¡¡Total, un día es un día!! “ (sin comentarios). Y lo peor es que acaba fomentando hábitos que van en contra de toda ciencia con una frase que es para alucinar: “y noteprivesdeloquemastegusta.com” que si vas a su página web puedes ver cómo se hace una publicidad que anima a no privarte de lo que más te gusta (aunque esto sean pasteles, dulces, helados, o comidas ricas en grasas saturadas, trans, etc).





EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: esta información no sustituye el asesoramiento médico profesional. Se ha de consultar siempre con el médico y leer los prospectos de cada fármaco o sustancia aquí recogida, siendo esta información meramente informativa y en ningún caso  aconseja o recomienda la decisión de consumir ningún medicamento o complemento dietético sin la supervisión médica directa ni sustituye el criterio de su médico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada