jueves, 31 de enero de 2013


La Macrobiótica, un estilo de vida -II-




Las normas generales de la macrobiótica las podríamos resumir en:
1.- Comer principalmente a base de hidratos de carbono de absorción compleja, en particular a base de:
A/ Cereales integrales (en torno al 50% de los alimentos),
B/ verduras y hortalizas (un 30%);
C/ legumbres y proteínas vegetales (10-15%);
D/ aceites de semillas vegetales, algas (2%) y frutos secos y semillas (2%).

E/ El consumo de carnes, huevos o lácteos, aunque no se prohibe y se deja a un criterio personal, si debe ser muy ocasional y en pequeñas cantidades. Sin embargo, en las dietas macrobióticas, el pescado si puede estar presente; especialmente el pescado blanco -no el graso- que se recomienda en un consumo no superior a las 3 veces por semana.

2.- Los alimentos escogidos han de ser en la medida de lo posible frescos, variados, de temporada o estaciones del año y de la región geográfica en donde se vive (locales); haciendo especial hincapié en un consumo de productos ecológicos y biológicos*, libres de sustancias químicas para su producción o cultivos.

3.- La Actividad Física es importante, especialmente el desarrollado en la naturaleza que se disfrute con su práctica y mejor aún si es en buena compañía.

4.- También se ha de prestar atención a la forma de elaborar los alimentos, el material de los utensilios utilizados en la cocina (de madera, acero inoxidable, vidrio, cerámica o hierro) y también del agua utilizada, debiendo ser un agua libre de sustancias químicas añadidas por lo que se aconseja su depuración con filtros.

*Nota: los alimentos biológicos y ecológicos que se cultivan libres de pesticidas y otros productos suelen tener mayor presencia de sustancias bioactivas saludables al ser necesarias para “defenderse por sí mismas”.

5.- El YIN y el YANG en la dieta:

Seguir una dieta macrobiótica es mucho más complejo que en lo recogido en los puntos 1-4 y requiere conocimientos sobre Bioenergética, especialmente sobre la polaridad Yin y Yang de los alimentos, que se podrían definir como 2 energías contrarias -o polaridades-, pero complementarias y necesarias  y que en cada “universo” (cada ser humano es un “universo en sí mismo”, una UNIDAD que interactúa con su entorno) deben permanecer en equilibrio para estar en un estado óptimo. Se representa con el símbolo del “TAO” en que podemos ver el color blanco y el negro en equilibrio, representando que dentro del blanco existe el negro y al revés, y que es un continuo fluir ying-yang o yang-ying pero en un sistema en equilibrio.


Bajo este concepto, cada individuo –que es una unidad en sí mismo- presenta un predominio en una polaridad –YANG/YIN- que debe intentar compensar con la dieta; mediante el consumo de alimentos con una mayor polaridad Yin cuando se encuentre en un estado Yang y al contrario. El cómo se cocinan estos alimentos también influye en su polaridad y hay ciertos alimentos con un punto intermedio entre estos 2 extremos o opuestos y que denominamos como alimentos equilibrados, entre los que se encuentran los cereales, las verduras, las legumbres, las algas, los frutos secos y semillas que como hemos visto son el principal sustento de esta dieta macrobiótica.

Entre los alimentos Yang encontramos la sal, los huevos, el Miso, la salsa de soja, la carne roja y de caza, las aves de corral y el pescado (alimentos con mayor contenido en SODIO).

Entre los alimentos Yin están el Alcohol, el Azúcar, el café, la fruta tropical, la leche y los helados entre otros (alimentos con mayor contenido en POTASIO).

En cuanto a su cocinado, los alimentos más cocinados (con más sal, más calor y tiempo de cocción y más presión de cocinado) sumarán más efecto Yang al del inicio del cocinado (por lo tanto, los que se ingieren sin cocinar serán la forma más Yin de ingerir cada alimento). 


Por ejemplo, una carne roja es yang y será aún más yang por cocinarla más tiempo a alto fuego y echarle más sal (si se hace poco será Yang pero menos). No se trata sólo de ser YIN o YANG sino que es como cuando hablamos del blanco o negro, en el que entre estos 2 extremos hay una inmensa gama de grises.


EN UNA 3ª ENTRADA OS PONDRÉ MÁS DETALLES ACERCA DE LOS ALIMENTOS RECOMENDADOS Y MÁS USADOS.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada